Presentó SEMARNAT Estrategia Nacional de Calidad del Aire

SEMARNAT

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, presentó la Estrategia Nacional de Calidad del Aire (ENCA), instrumento de política pública que orientará y coordinará acciones entre las diferentes instancias de gobierno para controlar, mitigar y prevenir la emisión y concentración de contaminantes en la atmósfera, tanto en zonas urbanas como rurales con una proyección al 2030.

 

El funcionario federal, quien estuvo acompañado de los representantes de las secretarías y organismos que participaron en la elaboración de este documento, aseguró que la Estrategia responde a la necesidad de articular bajo los mismos objetivos y líneas de acción los diferentes esfuerzos que se han venido gestionando en materia de calidad del aire.

 

“La contaminación atmosférica es un problema de orden multifactorial que requiere de la suma de responsabilidades”, sostuvo el titular de la SEMARNAT, por lo que destacó que la ENCA contó con las valiosas aportaciones de la sociedad civil, la academia y la industria mediante un proceso de diálogo y consulta pública.

 

Señaló que mejorar la calidad del aire en las zonas urbanas y rurales de México es uno de los compromisos prioritarios del presidente Enrique Peña Nieto en lo que respecta a la prevención de daños a la salud y a los ecosistemas. “La Estrategia Nacional de Calidad del Aire que hoy estamos publicando nos permitirá alcanzar en el año 2030 los límites permisibles de contaminantes recomendados por la Organización Mundial de la Salud”, aseveró el funcionario.

 

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública, la contaminación atmosférica es la causa de 21 mil muertes prematuras al año, asociadas a padecimientos respiratorios crónicos y agudos. Además, los costos de la mala calidad del aire ascienden al 3.2% del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Durante la presentación de la ENCA, que estuvo a cargo de la SEMARNAT y el INECC, la subsecretaria de Gestión para la Protección Ambiental, Martha Garcíarivas Palmeros, explicó que este instrumento consta de cinco ejes rectores y 69 líneas de acción con las que se busca coordinar acciones, fortalecer competencias, promover cambios en los procesos productivos, sustentar políticas y programas con información científica y sensibilizar a la población.

 

La subsecretaria Garcíarivas Palmeros se refirió a las acciones que encabeza el sector ambiental. Destacó la actualización y elaboración de normas para vehículos ligeros y pesados, normas para regular las emisiones de bióxido de carbono y las partículas que generan las industrias cementera, azucarera y siderúrgica, así como normas para el control de emisiones de compuestos orgánicos volátiles,  persistentes y metales pesados.

 

Dijo que al 2018 todas los entidades contarán con al menos un PROAIRE metropolitano o estatal. Además, a través de Nacional Financiera, se otorgará financiamiento a los estados por más de 4 mil millones de pesos para renovar el transporte público utilizando tecnologías más limpias y eficientes. Asimismo, la SEMARNAT aportará 160 millones de pesos para la conversión a gas natural de vehículos nuevos de transporte público.

 

En cuanto a la NOM167, referente a los límites y métodos de prueba para la certificación de emisión de contaminantes de vehículos automotores, señaló que en los próximos años será aplicable en todos los estados de la República mexicana.

 

Por su parte, entre otras acciones, el INECC desarrollará el Índice Nacional de Calidad del Aire y su aplicación móvil para facilitar la consulta a la ciudadanía, así como una plataforma para homologar los datos del Inventario Único de Emisiones y un sistema de modelación de calidad del aire.

 

Para asegurar el cumplimiento de la normatividad ambiental, la PROFEPA y la ASEA seguirán reforzando sus tareas de inspección y vigilancia. La primera en la industria y centros de verificación vehicular de la megalópolis y la segunda hará lo propio en gasolineras, refinerías, plataformas petroleras, ductos de gas y ductos petrolíferos.

 

La CONAFOR contribuirá a mejorar la calidad del aire mediante la reforestación y conservación de 240 mil hectáreas, acción que abonará a la meta sexenal de recuperar un millón de hectáreas en este sexenio, mantendrá el programa de pago por servicios ambientales en 3.1 millones de hectáreas y continuará sus labores de prevención y combate a incendios forestales para reducir las afectaciones a la atmósfera.

 

Durante la presentación de la ENCA, las secretarías involucradas en la elaboración de la Estrategia enumeraron algunas de las acciones que llevan a cabo para favorecer una mejor calidad del aire. Cabe destacar que esta herramienta contó con apoyo financiero de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ).