Urge Plan Emergente Para Subsidiar a Productores Micro: Monreal.

MORENA

Ante la cruda realidad en el aumento desmedido a los combustibles y la carestía que existe en el campo, el senador de la República, David Monreal Ávila conminó respetuosamente a las Secretarías, de Hacienda y Crédito Público y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, a fin de emprender un plan emergente de subsidios a pequeños productores del campo en todo el país, con el objeto de aminorar el impacto del alza de los precios de los combustibles que afectan la  producción y tienen como consecuencia el alza en los precios de la canasta básica.

 

Refirió que lamentablemente, el alza del costo de los combustibles ha sido una sorpresa y un duro golpe para las familias mexicanas, sin embargo, esta liberalización de precios ha sido una estrategia de la política económica establecida en México formalmente a partir de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 

La respuesta social ha demostrado que un número importante de la población no había comprendido el significado y alcance de basar la economía mexicana en el libre mercado, es hasta ahora que pueden sentir de manera directa los estragos del neoliberalismo en sus bolsillos.

 

En este sentido, la actual administración federal desde el primer día de asumir funciones, impulsó una serie de reformas estructurales que supuestamente traerían inversión económica, generación de empleos y en consecuencia bienestar para todos los mexicanos. Sin embargo, a poco más de 4 años de haber iniciado aquel ciclo reformador, la sociedad comienza a sentir los estragos de dichos cambios al entramado legal nacional.

 

Ejemplo de ello, explicó David Monreal, ha sido la Reforma Energética, la cual entre otras cosas quitó el control al Estado mexicano en materia de extracción, producción y distribución de hidrocarburos, permitiendo que empresas privadas nacionales o extranjeras participen en estas actividades, razón por la cual justificaron una serie de modificaciones al marco normativo para liberalizar el precio de las gasolinas, diésel y gas.

 

En razón de estos cambios legislativos, a partir del 1º de enero de 2017 en todo el país se establecieron nuevos precios a los combustibles, para ello se dividió al país en 83 regiones, los costos varían según la ubicación geográfica de cada localidad;

 

Como respuesta a estos incrementos, miles de ciudadanos en todo el país salieron a las calles a repudiar el alza en los precios de los combustibles, en los primeros días del mes de enero en todos los Estados se reportaron manifestaciones y bloqueos, lamentablemente, la ocasión también fue aprovechada por grupos de personas que incitaron a la violencia, ocasionando saqueos y ataques a más de 300 establecimientos en distintos puntos del país, los cuales han sido perpetrado por al menos un millar de personas, lo que desencadenó lamentablemente la muerte de por lo menos 6 personas como consecuencia de los disturbios.

 

De este modo, sostuvo, la presión social logró que el alza de la gasolina programada para los primeros días de febrero se aplazara, incluso a partir del 18 de febrero en promedio a nivel nacional el precio de la gasolina bajó alrededor de dos centavos, cifra que si bien no resulta significativa, permitió detener el alza de los combustibles.

 

Las repercusiones no se han hecho esperar, líderes del sector agrícola han alertado por un lado respecto del alza de los precios de los productos del campo, y por otro lado, estiman que las ganancias para los productores agrícolas podrían disminuir alrededor de un 20 por ciento.

 

Un estudio realizado por el Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios de la UNAM indica que se han registrado en el país alzas en productos como la cebolla que paso de 12 pesos por kilo a 15 pesos por kilo, el huevo paso de 24 pesos por kilo a 26 pesos por kilo, el pollo paso de 88 pesos por kilo a 95 pesos kilo, la papa paso de 8 pesos por kilo a 11 pesos por kilos y la tortilla paso de 10 pesos por kilo a 12 pesos por kilo. Este mismo análisis redacta que tras el gasolinazo los productos de la canasta básica han aumentado hasta 17.7 por ciento.

 

Es por ello que el objeto del presente Punto de Acuerdo es exhortar en primer lugar a las Secretarías de Hacienda y de Agricultura a fin emprender un plan emergente de subsidios a pequeños productores del campo en todo el país, con el objeto de evitar un fuerte impacto en sus economías familiares y otorgarles condiciones para competir contra los grandes productores del campo, sobre todo para la compra de combustibles.