Va CNPA Contra Privatización de Agua y Tierras

 

NarrosJosé Narro Céspedes, dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA), advirtió que luego de que el gobierno ha iniciado un proceso de privatización de la poca agua que nos queda y de las tierras propiedad de los ejidatarios, en contubernio con las mineras intentan desmantelar los procesos de sustitución de derechos en perjuicio de miles de ejidatarios, y terminar con los pocos asentamientos acuíferos, y Zacatecas no es la excepción.

En conferencia de prensa y acompañado por Felipe Pinedo, dirigente del Frente Popular de Lucha de Zacatecas (FPLZ) y de Carlos García Murillo, secretario de Formación Política del Partido de la Revolución Democrática (PRD) estatal, Narro Céspedes dijo que el caso más cercano y al que el gobierno y las transnacionales le han puesto los ojos, es a la llamada Sierra Fría, zona indígena que goza de grandes recursos naturales, compuesta por 22 mil hectáreas, ubicada en los límites del municipio de Genaro Codina.

Explicó que esta zona colinda con los municipios José María, Aguascalientes; Villanueva, Cuauhtémoc y el propio Genaro Codina, y es la principal abastecedora del líquido, principalmente del Río San Pedro.

Por ello y ante la próxima asamblea de elección de ejidatarios, el dirigente nacional de la CNPA acusó a la delegación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) de apoderarse y tomar el control mediante la trampa de las elecciones para confabular con las grandes mineras y usufructuar dichos terrenos, con lo que quedaría desmantelada dicha zona y dejaría en la total indefensión a los ejidatarios, principalmente del gremio indígena.

Ante este escenario y como muchos casos existentes en el estado y en el país, José Narro anunció la organización de la gente para movilizarse y evitar este saqueo a nuestros recursos naturales y defender los derechos legítimos de los ejidatarios de dichas zonas.

En iguales condiciones, dijo, se encuentra el municipio de Calera, mediante la Corona, que ha pretendido la desmantelación de los sindicatos, “por lo que daremos la lucha para defender sus derechos, pues las autoridades, mediante la manipulación –reiteró- están en contubernio con las grandes empresas para apoderarse del líquido y dejar en la indefensión a los trabajadores”.

En ese sentido, Felipe Pinedo advirtió como inverosímil que la Corona consuma 24 millones de metros cúbicos de agua, siendo que para un litro de cerveza se usen siete litros de agua, por lo que avizoró un panorama desolador, con una escasez que ha alcanzado también a 200 colonias del municipio de Fresnillo. Y en mismas condiciones se encuentra Peñasquito, con una aborazada explotación de los mantos acuíferos, dijo.

Por ello, urgió al gobierno en todos los niveles a implementar una real política de contingencia que garantice el agua potable para todos los habitantes principalmente de las comunidades, pues de lo contrario nos obligarán a movilizarnos para impedir su intento de desmantelación.

 

Gobierno del Estado y una camarilla abusan de los recursos públicos, y merecen la condena social

En otro orden, José Narro Céspedes lamentó que en Zacatecas la corrupción sigue haciendo de las suyas, con un manejo arbitrario, de una camarilla, de los recursos públicos y que atenta delincuencialmente y con toda impunidad contra los zacatecanos y sus derechos de vida y de familia, pues la inseguridad nos ha rebasado, lo que pone de manifiesto que Alejandro Tello ha incumplido sus propósitos y metas de gobierno, a tan sólo cuatro meses de haber tomado el cargo como gobernador.

Lamentó que en nuestra entidad no paren los asesinatos, los secuestros y las extorsiones por parte de los cárteles ante la opacidad de la autoridad estatal, que no tiene una política definida en seguridad, porque gran parte de los órganos de seguridad trabajan para los grupos delincuenciales asentados en el estado.

Por ello, Narro Céspedes urgió a un gran proyecto de Reforma de Transición del Estado, donde toda la sociedad tenga participación, ante la ineficiencia del gobierno estatal, que no ha sido favorecido por las fuerzas nacionales, pues él mismo (Alejandro Tello) se encargó de desmantelar la alianza que lo llevó al poder y, más aún, cuando no cuenta con el contacto ni la capacidad de gestión a nivel nacional para resolver los graves problemas de los zacatecanos.

“Ante la posición defensiva del gobierno, nosotros vamos a una ofensiva con unidad, contra la corrupción, en pro de la transparencia y alentar los procesos penales para todos aquellos desfalcadores del gobierno anterior y actual”, finalizó el dirigente nacional de la CNPA, José Narro Céspedes.