Comparece Víctor Armas Ante Diputado.

comparecencia

Al comparecer ante el pleno de la LXII Legislatura del Estado,  Víctor Armas Zagoya, secretario del Agua y Medio Ambiente, expuso la problemática que vive Zacatecas en materia de agua potable y refirió que el proyecto de la presa Milpillas y el acueducto serán los más importantes para los gobiernos federal y estatal, ya que beneficiarán a más de 500 mil personas.

 

Agregó que los estudios técnicos y el proyecto ejecutivo de la presa Milpillas tendrán un costo aproximado de 1 mil 800 millones de pesos, mientras que el del acueducto 3 mil 800 millones de pesos. Dichos costos permitirán que se realice una licitación y se construya en tres años, a partir de 2018, toda vez que el proyecto será exclusivamente para agua de uso humano.

 

El titular de la SAMA detalló que el financiamiento de la presa corresponde a un presupuesto multianual en el Presupuesto de Egresos de la Federación y con el Fondo Nacional de Infraestructura. La ejecución dependerá de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la licitación corresponderá a la Federación, a través de dicha comisión.

 

El Proyecto Milpillas de agua superficial reduciría la sobre explotación de los acuíferos subterráneos y el actual desabasto del vital líquido en las zonas urbanas; también aumentará la calidad del agua destinada para consumo humano, dotando 1.3 metros cúbicos por segundo, que equivalen a 41 millones de metros cúbicos al año, beneficiando a cuatro de cada 10 habitantes.

 

En el caso del acueducto se estima que tendrá 167 kilómetros de tubería de acero con recubrimiento interior en grado alimenticio, de 1.10 metros de diámetro, así como gasto conducido de 1.3 metros cúbicos por segundo.

 

Incluirá una planta potabilizadora ubicada en Milpillas, un tanque de cambio de Régimen con capacidad de 15 mil metros cúbicos y tres plantas de rebombeo. La ejecución y la licitación del acueducto corresponderán a la administración estatal, a través de la SAMA, y el tiempo de construcción se estima en tres años.

 

Armas Zagoya aseveró que el principal problema del desabasto de agua potable se debe a la sobrepoblación que existe en el área del corredor, así como la inoperatividad de algunas plantas tratadoras de aguas residuales, lo que no permite aprovechar adecuadamente el vital líquido.

 

Asimismo no hay suficientes rellenos sanitarios y la basura se encuentra a cielo abierto. Como acciones inmediatas -dijo finalmente- prevemos la perforación de cuatro pozos que beneficiarán a 50 mil habitantes del municipio de Guadalupe y para Fresnillo está programada la apertura de dos pozos.