Muestra Ulises Mejia, Desacuerdo Con Incremento al Agua

Ante el incremento a la tarifa del agua potable del 24% para el próximo año, el presidente municipal de Zacatecas, Ulises Mejía Haro, propuso realizar primero un análisis al interior de la Junta Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado de Zacatecas (JIAPAZ) para impulsar una reingeniería que haga más eficiente la operación del organismo antes que afectar los ingresos de las familias.

 

Al solicitar que no se publique este incremento en el Periódico Oficial hasta no tener el consenso de los presidentes municipales, el alcalde capitalino refirió que el pasado 13 de diciembre se convocó a una sesión extraordinaria de la Junta Directiva de la JIAPAZ, sesión en la cual por el tiempo tan corto en que se convocó y por  cuestiones de agenda no estuvieron presentes los alcaldes de Vetagrande, Morelos, Guadalupe y Zacatecas,  quienes mandaron a sus  representantes,  cuyos votos no estuvieron a favor del incremento en la tarifa, la cual finalmente fue aprobada por los demás representantes de la Junta Directiva.

 

Expuso que esta decisión, en la que votaron  a favor los representantes del Gobierno del Estado y el presidente del Consejo Consultivo, quien es representante de la sociedad, se tomó sin considerar la participación de los alcaldes que integran el organismo, pero sobre todo sin un análisis preciso y justificado de los motivos del incremento y sin conocer de los problemas que en su caso se pretende resolver para mejorar el abasto de agua potable.

Por lo que reiteró el llamado a analizar la operatividad del organismo e impulsar una reingeniería que permita optimizar los recursos económicos, físicos y humanos y una mayor participación y decisión  de los cuatro presidentes  municipales en este oganismo que subrayó “es  intermunicipal” ya que al final de cuentas son los presidentes municipales los que enfrentamos a diario los problemas de desabasto de agua potable.

Finalmente, ratificó

“no estoy ni estaré de acuerdo en un incremento de las tarifas de agua potable sin garantizar la mejora en la calidad del servicio”.