Impulsar Reconversión de Alimentos: ALCANO

alcano

Raúl Pérez Bedolla, Secretario General de la Alianza Campesina del Noroeste, dijo que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, debe emprender una reingeniería en los programas relativos a la agricultura y tenerlos listos para agosto próximo a fin de hacer un ajuste y reconversión productiva para no producir alimentos que no son básicos.

 

Ello, dijo en entrevista, se requiere antes de entrar a renegociar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, toda vez que el Gobierno de Estados Unidos que encabeza Donald Trump ha señalado que los instrumentos que integran el TLCAN ya no responden a la actualidad económica que se vive.

 

“Es más, México ya no debe pretender volver a la vida el cadáver al que Estados Unidos le ha practicado ya la autopsia”, afirmó el dirigente de ALCANO, al referirse al TLCAN.

 

Argumentó que prácticamente la totalidad de programas que ejecuta la Secretaría de Agricultura se crearon antes de 1994 cuando entró en operación el TLCAN y a lo largo de los gobiernos de Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, solo les cambiaron de nombre.

 

En su opinión se debe establecer una estrategia para que en esos alimentos donde somos vulnerables como es el caso del maíz amarillo que se requiere para la ganadería y las oleaginosas que recibimos para la industria de la producción de alimentos, pueda producirse en México ya que dependemos del exterior en casi 12 millones de toneladas al año.

 

En términos de valor y de jerarquía, los productos de origen agropecuario más comprados a Estados Unidos (2003) son: maíz, que representa aproximadamente 15% del valor total de nuestras compras agrícolas, sorgo (12%), semillas de soya (11%), carne (5%) y leche en polvo (3 por ciento).

 

Para Raúl Pérez Bedolla, tiene que hacer un ajuste y la reconversión productiva pues estamos produciendo cosas que no son tan básicas el ejemplo clásico es Sinaloa donde se sigue produciendo una gran cantidad de maíz blanco que sobrepasa por mucho el consumo que necesita el país y que se va a la exportación y se están ocupando esas áreas donde se puede producir el maíz amarillo que necesitamos.

 

Además se requiere activar otras zonas en el altiplano y el sur sureste y mejorar la producción de ese maíz que es el que necesitamos y de esas oleaginosas ya que debemos bajar la dependencia alimentaria que mantenemos de los Estados Unidos.

 

Es urgente incorporar a la producción 3.6 millones de hectáreas que quedaron ociosas al dejarlas los productores por migración, falta de recursos, programas para cultivarlas.

 

Necesitamos platicar con el Secretario de Agricultura, José Calzada, para que se le de peso y prioridad a la reconversión productiva y que se vea ese impulso a la producción de maíz y frijol como alimento básico de los mexicanos.

 

Garantizó que los productores agrupados en ALCANO en Sonora y Sinaloa están listos si hay una seña de cambio de las propiedades de los apoyos en la próxima siembra que será por el mes de agosto estamos totalmente dispuestos a dejar de producir maíz blanco, sin embargo, no de un día para otro toda el área, porque se debe hacer un programa gradual y un mosaico que incluyamos oleaginosos por ejemplo soya, girasoles, arroz, porque somos totalmente deficitarios o el mismo maíz amarillo.