La Seguridad Ha Fallado, Urge un Cambio : Monreal.

Monreal.

Al aseverar que la estrategia de seguridad ha sido un fracaso total tanto en el país como en el Estado de Zacatecas, David Monreal Ávila, senador de la República sostuvo que para recobrar la tranquilidad se requiere de un cambio real en lo político, lo económico y lo social, alternativa que ofrece Morena.

En conferencia de prensa en la capital zacatecana, Monreal Ávila hizo un comparativo respecto a lo que sucede en Europa y México, refiriéndose por supuesto a los hechos de sangre, mientras que en el continente europeo hacen todo un operativo por el homicidio de dos oficiales, en México, donde mueren a diario cientos de personas en acciones terroríficas, nadie se preocupa, ni horroriza.

En Zacatecas, según informes del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan sólo en lo que va del año se han registrado un total de 1322 delitos, de los cuales más de 400 han sido homicidios, lo que se vivió el pasado 18 de abril en el municipio de Nochistlán no deja lugar a dudas de la inoperancia, insensibilidad y desdén del gobierno del estado.

No puede ser posible, señaló, que mientras se reconocen más de mil 500 casquillos percutidos se asevere que no hubo ni una sola mancha de sangre, cuando la población aseveró otra realidad, cuerpos apilados que fueron recogidos en camionetas.

La descoordinación entre las autoridades es más que evidente, la aparición de cuerpos desmembrados, las ejecuciones diarias y otros tantos delitos que se cometen día con día en la entidad, hablan del fracaso rotundo de la estrategia de seguridad.

Lo que esta situación deja en claro es que es preocupante, la mentira y el engaño del propio gobierno, además de la corrupción y la complicidad con la que se conduce la autoridad, pues han actuado sólo a través de acciones publicitarias y eventos mediáticos, dejando de lado la verdadera responsabilidad que les fue conferida.

El senador por Zacatecas hizo referencia a la nueva generación del PRI que, en su momento, tanto presumió Enrique Peña Nieto y que hoy por hoy, están en el ojo del huracán al menos 22 ex gobernadores priistas, incluido, por supuesto, Miguel Alonso, por corrupción, malversación de recursos, peculado, entre otros.

La detención de Tomás Yarrington, ex gobernador de Tamaulipas y el propio Edgar Veytia, ex fiscal de Nayarit, no obedecen a la diligencia de las autoridades mexicanas, ello se derivó de la acción de las autoridades norteamericanas.

En México, afirmó, existe un manto protector que protege y exonera a quienes cometen actos deshonestos en contra de la población, no olvidemos, dijo, la situación en la que se encuentra Alonso Reyes, al que le dieron un puesto en el gobierno federal y goza de fuero.

Por ello hizo un llamado a los medios de comunicación para que no guarden silencio e informen a la sociedad todo lo que está sucediendo, debe elevarse la voz y denunciarse los actos de corrupción.

A pregunta expresa de los medios de comunicación, con base a la estrategia del gobierno federal en materia de seguridad y la presunta presión o chantaje que sufren los estados, Monreal Ávila aseveró que se trata de un chantaje absoluto del gobierno federal para presionar en la aprobación de la Ley de Seguridad Interior.

Finalmente sostuvo que lo que se pretende es militarizar el país a través del propio desmantelamiento de las corporaciones policiales, pues al llevar a cabo dicha ley ya no tendrán capacidad de acción y esto no debe permitirse.